Amarrados en azul - Fotopoemario

 

 

 

Camina el hombre pegado a la suela de sus zapatos, derrochando anónimos; como quien persigue la locura de explicar a Dios en las álgebras del mundo. Amarra, cielo a cielo, astros en sus pensamientos de barro para encontrar, en los azules, los sacramentos de la tierra y sus oficios. Mira despacio las profecías de los días y sus trabajos. Se detiene en los límites de los nudos del alba. En el oráculo de la realidad explica sus anhelos; amarrando la vida a los puertos que le dan nombre a sus veleidades. Busca en el mar antiguas melodías, para iluminar a la certera muerte que lo amarra a un destino sin remedio que lo amarra a una gravedad sin noticias de infinitos. Se abraza a los azules que embriagan los excesos del ayer, entre el mar y el cielo. Desterrado, desterrado camina el hombre con su sombra y sus sigilos.