si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos

Mario Benedetti

 

          Cuando me besas, nos visita esa luz preñada de

universo y respiramos el perfumen del cielo.

Lanzamos redes a los días

          y sueños a los vientos.

 

          Cuando me besas, la luna se asoma a su atalaya de

jaspe y canta músicas fugitivas.

Libres se rescatan nuestras soledades

          porque no somos uno.

 

          Mi amor, tú sabes que somos dos

          cuando me alcanzas con tus manos de fuego.

 

          Tu soledad se adentra en la mía

          para desenredar la vida.

 

          Y amarrando encuentros

          cabalgamos en olas de mares infinitos.

 

          Cuando me besas, anuncia la mañana su ocioso regreso

proclamando descuidos.

          Impacientes se desanudan nuestras soledades

                    porque no somos uno.

 

Complicidad

 

fotografía: níguez.com

 
5 Respuestas a “Canto a dos voces”
  1. terevidal dice:

    !Qué bonito y amoroso poema!. No sé expresarlo de otra forma.Sé que eres amiga de Benedetti, y que siempre has admirado su sensibilidad. Lo que no sabía era que podias superarle describiendo el auténtico amor , fusionando pasión y compromiso de una forma tan bella y sin que lleve a confusiones : ” somos dos cuando me alcanzas con tus manos de fuego…cuando tu soledad se adentra en la mía para desenredar la vida… Genial. Tere

  2. rufigarcianadal dice:

    Gracias Juana, por regalarnos en tu pagina para este fin de semana, este poema de amor, que como muy sabiamente describes, es el mismo canto, cantado a dos alturas para volverse uno solo.
    Permíteme hacerme partícipe de este bello poema, para poder dedicárselo a una pareja que han decidido desde la sabiduría de la madurez, juntarse mañana para cantar un canto a dos voces.
    Un beso para ellos y para ti siempre.

  3. juanahernandezconesa dice:

    Gracias a vosotros. ¡¡¡¡Superar yo a Benedetti!!!

    SI ES MAESTRO DE MAESTROS…Y yo una aficionada…..

    GRACIAS….Sois muy generosos….os quiero a todos.

    Besos: Juana

  4. jguirao dice:

    Hola Juana:

    …. el domimgo, antes de dirigirme al aeropuerto de Ruznye de Parga, visité el casco antiguo de la ciudad, me paré en el Café Slavìa, lo conoces verdad?, allí nuestro amigo Rainer M Rilke se inspiró en algunas de sus obras.

    Mientras tomaba café, cuando la mirada se cansaba de observar tan bello lugar, leía a Benedetti mientras escuchaba a Nacha Guevara, la conjugación de voz y verso me enterneció….

    Ya en el avión, como sabes -me asusta volar-, abrí uno de sus libros, quería sentirla más cerca, aún si cabe. Observé en el cielo, entre las nubes esos besos
    esas caricias, esas palabras que ud. combina con un arte especial………

    …….el arte de la sensibilidad.

    A la hora de iniciar el vuelo, y mientras anochecía, las estrellas se combinaron de tal manera que se leía a lo lejos solo una cosa -la soledad del amor—

    volví a entristecer, pero duró poco, ya quedaba tan sólo una hora para llegar a la costa alicantina, donde esperaba un abrazo y un beso tan real como el que describres en el poema…………

    Gracias, te quiere, siempre Jaume.

  5. juanahernandezconesa dice:

    Querido Jaume:
    Me habla usted de Rilke; de su Café….de Benedetti, de sensibilidad, de la soledad del amor… y me deja sin palabras.

    Ya ve! ….el silencio debe tener también su espacio en esta página porque es tan elocuente como las palabras.
    Sé que no parece muy atinado que alguien que practica las palabras- que escribe, como es mi caso- manifieste que el silencio es elocuente; pero tan sólo hemos de aprender a leerlo, tiene una prosa muy bella y nos regala la mejor de las compañías.

    Gracias por la generosidad de compartir con nosotros sus hermosas devociones. Su exquisito delirio por la vida. Su amor por los te quieros y sus tormentas.
    Eres un lujo que no queremos perdernos….¡¡¡¡no nos abandones!!!!
    Besos: Juana

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »