Tú y yo nos amamos

en el centro del deseo;

allí donde la vida cuelga su equipaje

y los nombres del amor

miran al cielo.

 

Tú y yo hacemos caminos

fuera del destino

entre peregrinos sin posada

y en idiomas de tierras

ignoradas.

 

Tú y yo por la voluntad

de los dioses y la nuestra,

amarramos nuestros cuerpos

en el rastro del alba

y quebramos las leyes de la nada.

 

Tú y yo no pedimos permisos

para recitarnos infinitos,

ni para colorear el viento,

ni para colgar aventuras

en las ventanas del tiempo.

 

Sueños desarbolados

fotografía: niguez.com

 

4 Respuestas a “Jarcias”
  1. terevidal dice:

    ¿Donde encontrar la percha para poder colgar, con mucho cuidadito, la mochila que tanto pesa con el equipaje de la vida…..?
    Bellisimo canto al amor. Bsazos. Tere

  2. juanahernandezconesa dice:

    Tere!!! por fin en la tertulia de nuevo. Qué díficil lo pone el Mago eh!!! Pero qué le vamos a hacer…será para que aprendamos y nos pongamos logros infórmáticos los que somos analfabetos en esta cuestión ( que su vocación de docente es incuestionable y la de artista evidente… )
    Me formulas una pregunta a la que no tengo respuesta…( tengo, como todos, más dudas que certezas) Yo no colgaría la mochila con el equipaje de la vida porque me gusta sentir las caricias de lo que fue… que al cabo forma parte de lo que soy…Pero no sé si es acertada mi manera- un tanto sutil- de huir de las “perchas”.
    Gracias por tu interesante reflexión.
    Besos. Juana

  3. Fuensant dice:

    Al borde de mis miedos: te invento;
    me duele la ausencia de ti
    la mirada que no espero
    el silencio que existe al dorso
    de un adiós.

    Haciendo tiempo con tu tiempo:
    te invento; (…)

    En realidad no sé qué decirle, su poemario me ha transmitido e inspirado como hacía tiempo que ninguna lectura lo hacía en mí. Me siento tan identificada con muchos de sus versos que me dan escalofríos.

    No creía que nadie más sintiera estas sensaciones (cuando eres muy joven a menudo caes en el error de creer que sólo tú sientes…) que a menudo nos taladran el alma y producen en nosotros dolor y angustia existencial.

    Me encanta la forma en la que trata el tiempo, cómo con su paso unas cosas cambian y otras permanecen y sólo nos queda incorporar a nosotros mismos todo cuanto no sea irremediablemente caduco.

    Le dejo un pequeño extracto de un poema mío, se llama “Paro Cardíaco” y creo que se asemeja bastante a su concepción del tiempo:

    Me perdí tras de tus pasos
    y mi destino es incierto,
    gira dando vueltas inesperadas
    sabiendo que no es mío
    sino tu tiempo.

    Más yo seré un instante,
    seré un recuerdo,
    pues lo que no es borrable
    pervive siempre muy dentro.

    Att: Fuensanta L. T.

  4. juanahernandezconesa dice:

    Estimada Fuensanta: tener estudiantes como usted es el mayor logro para un profesor. Gracias por su generosidad acerca de mis escritos y por dejar en la Página la huella de su exquisita sensibilidad.
    Saludos afectuosos.

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »