Aquellos días la sala de investigadores estaba tan concurrida que apenas podíamos permitirnos una mirada de complicidad con el exterior. Cuando por fin algún documento se revelaba significativo para nuestro trabajo nos tragábamos el optimismo para no importunarnos. El desánimo también hacía acto de presencia, cuando las horas transcurrían densas y oscuras entre legajos aciagos que se presentaban mudos.   

Javier y yo habíamos coincidido en otras épocas y en otros archivos. Siempre ocupados con la pasión del hallazgo o con la decepción de lo inexistente; jamás habíamos reparado en nosotros. Éramos como esos sabios despistados que se quedan colgados de una pasión absurda e inconcebible para el resto de los mortales. Hablábamos en nuestra jerga mientras tomábamos un café o el bocadillo del descanso antes de internarnos en los laberintos de la tarde. 

 

Cuando el viernes llegamos a la sala todos los pupitres estaban ocupados. El archivero, nos miró con un gesto aprendido a base de hacer de la incompetencia una norma.  

 Leer el texto completo 

 

Letras y besos

 

fotografía: niguez.com

 

4 Respuestas a “El archivo de los primeros besos”
  1. nica7 dice:

    Hola chicos, de nuevo con vosotros.

    Tras solucionar unos pequeños problemas que he tenido con la nueva configuración, me decido a contaros algo nuevo.

    Son tantos los poemas, relatos,cuentos etc.. que he podido leer en estos días que me han transportado algunos años atras, cuando Juana tan solo escribía para algunos afortunados, que teníamos la suerte de poder leer y escuchar estas maravillas y que por fin podemos compartir.
    Ahora me entendereis si os digo que soñar fue fácil y leerla una ilusión constante.

    BESOS A TODOS. ÑICA.

  2. juanahernandezconesa dice:

    ¡Hola Ñica!: te echabamos de menos… todos esperando que contaras mi vida!!!!
    Eres un lujo de hermana.
    Creo que resististe muy bien a la locura de mis “novelerías”…
    Y no te nos pierdas otra vez????!!!!!!
    Besos: Juana.

  3. jguirao dice:

    Hola Juana:

    Decidí leer su historia de amor escuchando música. me gustaria que todos los ilustres visitantes de esta página la pudieran compartir, sé que no es posible, pero el ciberespacio nos permite hacerlos!

    Deben pinchar en cualquier buscador y entrar en el You Tube y teclear Barbra
    Streisand “The essenthial” y escuchar la cancion en frances que cantó en Viena.
    La combinacion de las notas sueltas del piano con el arte de la palabra escrita de
    Juana, les hará llorar…..

    Serán unas lágrimas especiales, mientras escuchan y leen cosas como “j’avais trouvé en chaque chançons un moment d’amour…” y los Tq y los besos que nunca se dieron los protagonistas de la historia que nos cuenta nuestra amiga.

    Es una historia que no tiene época, quizás todos hemos abierto alguna vez una
    puerta y hemos visto eso………el amor, ¡sÍ! a eso me refiero.

    …..y al abrir la puerta quizás hasta hemos temblado, como los amantes del relato.

    ….quizás también nos han observado, y simplemente hablabamos, pero nos han
    observado y han comentado….incluso aveces hasta han sido crueles.

    Entrar en este foro, sabe amiga, me alegra el alma, me hace llorar y me hace ser valiente.

    un beso Jaume

  4. rufigarcianadal dice:

    Hola juana:
    He leído varias veces este relato, haciendome recordar un libro leído hace muchos años : El mono al desnudo, éste, en uno de sus capítulos te explica lo que es la fase del cortejo de pareja.
    Creo que es una fase crucial en una relación, atreviendote a veces a dar un giro a tu vida para mantenerla. ¿Cuantas tonterias se dicen?.Pero son tan necesarias y bonitas…….
    Este maravilloso relato,breve, agudo…. me encanta; tiene todos los ingredientes- hasta humor- sin olvidar a los turistas “japoneses”, con sus camaras a cuestas.
    Un beso.

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »