En tu ausencia

me baño en aguas de silencio

y en ese fervor suave

de la espera;

me sumerjo

en los coros de la pleamar

e invoco plegarias

por volverte a ver.

 

Estremecimientos errantes

conjuran delirios con lo crédulo,

arrecifes celestiales

enamoran el roce

de los besos que no fueron,

de los besos que no son,

y el viento solfea proclamas

por volverte a ver.

 

Me rodean tus huellas

arrancando recuerdos mudos;

dudo entre amarte

y esa inapelable voluntad por impedirlo;

se revisten las ausencias

de esperas infinitas

y de sosiegos tenues

por volverte a ver.

 

Son las esperas de la vida:

misteriosas,

como la adivinación,

gozadoras,

como los paisajes,

hirientes,

como el dolor vagabundo

de ese volverte a ver.

 

Un sabor a rocas nos envuelve

que sólo los instantes comprenden;

tatuajes clandestinos se desgarran

vehementes y ajenos,

tirita mi corazón

con el fervor suave de la espera,

y de ese abandono solícito

por volverte a ver.

 

Encuentros

fotografía: niguez.com

 

9 Respuestas a “El perfil de las sombras”
  1. rufigarcianadal dice:

    Hola Juana.
    En pintura, un perfil, es una linea que dibuja el contorno o la silueta de una cosa, creando, un conjunto de rasgos que caracterizan a esa cosa.
    El amor, en su más amplio sentido, sabemos percibirlo, sentirlo….pero no definirlo, eso, se queda, para artistas como tú.
    Tú, con tu pluma, creas perfiles de una gran belleza.
    No pares, sigue sigue. Un beso

  2. nica7 dice:

    ¡Hola a todos!
    Soy Ñica. Pero a la máquina no le gusta la ñ. Por eso aparece Nica. Aclarado este punto ya nos conocemos O.K.?

    Por fin puedo compartir con vosotros -gracias a mis cursillos en la NASA- mis opiniones en esta página.

    Os cuento cotilleos:

    Yo soy más afortunada que vosotros ¿ Por qué?- Porque soy la hermanísima de la escritora- y por tanto desde pequeña ya se encargaba de adormilarme con sus relatos. Conozco de primera mano lo que da de sí su imaginación….¡Tened cuidado! ¡ Es peligrosísima!

    Os he leído a todos y todos los días. La tertulia virtual es muy bonita. Desde ahora además os prometo contaros secretos infantiles inéditos de Tajana.
    Más conocida como Juana.

    Besos a todos. Nos vemos, siempre que los endiablados aparatos no decidan lo contrario.

    Ñica

  3. juanahernandezconesa dice:

    Querida Ñica!
    ¡¡¡¿Qué es eso de contar secretos de mi infancia?!!! Calladita ¿eh? ¡qué me quedo sin amigos! Y la tertulia se va al traste!!!
    Yo no recuerdo nada de haberte contado historias…
    ¿No será que tú soñabas?…
    Bueno, gracias por incorporarte al foro tras haber sufrido cursillos en la NASA para registrarte…pero es que el asunto de la Ñ tiene su punto.

    Besos: Tu hermanita.

  4. terevidal dice:

    !Ah amiga! Has ladeado la locura del más bello y complicado sentimiento envolviéndolo como sólo tú lo sabes hacer con “adecuadas” y preciosas palabras. El delirio es el único recurso cuando sólo hay y habrá espera porque no hay voluntad posible para controlar el amor.
    Es uno de los poemas más duros y melancólicos. A pesar de ello no puedo evitar leerlo una y otra vez esperando que mi voluntad me ayude a hacer otras lecturas del mismo. Estupendo. Tere

  5. juanahernandezconesa dice:

    Nada de eso; es, en efecto, un poema muy pasional.
    El delirio del encuentro…¡¡¡no hay nada más bello que un reencuentro!!!
    Pero parece que a los asiduos no os decía eso…ahora advierto que a ti sí.
    Y me alegro!!!
    El poema pretende ser un canto al amor entre dos personas separadas por una distancia sideral… Cuando la pasión lo quiere todo la distancia es siempre un anhelo decidido a recorrer el mundo para encontrarse con la otra parte pasional. Es la aventura de la vida!!!
    Besos. Gracias. Juana.

  6. inmadelsaz dice:

    Buenas noches.

    Somos dos estudiantes de 3º de Enfermería de la Universidad de Murcia matriculadas en la asignatura “Relaciones Humanas en Enfermería”.

    Me parece de una belleza increible este poema debido a la expresión de sus sentimientos. Esa forma en la que se fusionan el deseo de un reencuentro pasional con la soledad y añoranza del momento, así como la gran precisión en su relato que hace que lo podamos sentir como propio.

    Se dice que un poema puede ser interpretado de tantas formas diferentes como personas lo lean…¿Realmente se trata de la espera por volver a ver a esa persona a la que tanto desea, o por el contrario, se trata del deseo por poder sentir y compartir por fín ese momento de amor, pasión, ilusión, con otra persona dejando atrás la soladad que vive?

    ¡Un saudo!
    Mª Inmaculada Del Saz
    Julia Gil

  7. juanahernandezconesa dice:

    Buenas noches.

    Gracias por visitar la página y dejar en ella ese sello de sensibilidad que emerge de vuestro comentario. La profesora de Relaciones Humanas- Prfa. Torralba- debe sentirse orgullosa (yo también me siento orgullosa) por la fortuna de tener estudiantes de vuestra categoria humana e intelectual.
    El poema es un canto, o lo pretende, a la distancia; esa distancia que nos evoca anhelos por concluir. Esos anhelos los debe sentir el lector. Humildemente yo sólo hago una reflexión poética.

    Gracias, de nuevo, y buena suerte en vuestra andadura por la vida.
    Saludos.

  8. Fuensant dice:

    Buenas tardes, sólo quería comentarle que este poema, El perfil de las sombras, es quizá el poema que nos muestra mejor nuestra propia vulnerabilidad. Nuestros corazones tiritan, sí de hecho tiritan de frío, pues las personas somos como dos herizos en una madrugada invernal. Cuando el frío del corazón es más fuerte que el dolor los erizos se acercan, se pinchan mutuamente y de nuevo se separan hasta que su corazón tirite más intensamente que el dolor que se producen mutuamente.

    Los recuerdos nos arrancan recuerdos mudos, sí, pero en realidad el tiempo que pasó desde esos recuerdos vive un poquito dentro de nosotros mismos y desde entonces sólo podemos decir que vivimos tiempos de mutismo.

    Nos bañamos en la ausencia, sí pero en realidad la ausencia no deja de ser el intento de cubrir de olvido los instintos latentes de la pérdida. Es una sensación extraña, como si toda la felicidad que había en nuestro submundo se hubiera evaporado y estuviera diluviando torrencialmente sobre nuestros huesos.

    Sólo queremos volver a ver, sabiendo la herida profunda que nos producirá, y la urgencia contenida se va acrecentando, ya no basta sólo ver, sino volver a ver, enmascarado todo por una soledad que es la culpable de versos tan bellos, pero es normal, al fin y al cabo nos pasamos la vida siguiendo (o persiguiendo) a otras personas y siempre permanecemos como catedrales de ausencias de alguien, según Mario Benedetti.

    Un placer siempre poder leer versos tan bellos,

    Att: Fuensanta López Teruel

  9. juanahernandezconesa dice:

    Buenas noches, Fuensanta. Tus reflexiones acompañadas de la prosa que le otorgas, son como los campos de esperanza que existen siempre en el oficio de escribir. Un oficio que está lleno de intimidad por redimir.

    Es magnífico el verbo que empleas para asociar ideas, ideas que hacen del poema algo más de lo que es y de la esencia para la que fue pensado.

    Para los asiduos de la página decir que con estudiantes como tú sería imposible perder la vocación de profesar- profesor- en la enseñanza.
    Me siento sumamente afortunada.
    Gracias.
    Juana.

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »