A todas las mujeres que hicieron del tiempo una verdad.

 

          He aquí un lugar de sombras

un ámbito para las mujeres prohibido.

Un dictamen resignado

un saber a la vida negado.

 

          He aquí la Escuela de Salerno

el coraje de Trótula.

Las sabias mujeres

aciertos de una época desposeída.

 

          He aquí una isla en medio de la Tierra

una aventura no presagiada.

Cincelando mañanas de lluvia

en pretéritos de noches gélidas.

 

          He aquí un reino entre tinieblas

mujeres que rasgaron sedas ignorantes.

Componiendo asombros

entre los hombres de Ciencia.

 

 

Cincelando ideas

 

fotografía: niguez.com

Trótula de Salerno

 

 

4 Respuestas a “Trótula”
  1. terevidal dice:

    Me encanta que con este poesía nos recuerdes que el conocimiento y el trabajo bien hecho, en este caso por mujeres, es posible que se reconozca a pesar de la omnipresente intolerancia secular.

  2. juanahernandezconesa dice:

    Trótula no fue la única. En Salamanca por ejemplo “La Latina” y otras muchas mujeres que sería prolijo y tedioso comentar aquí.

    Lo realmente asombroso es que en un contexto de pensamiento neoaristotélico hicieran su trabajo con tanta entrega.

    En ellas, sostengo, que era mayor el amor al conocimiento que el miedo a ser juzgadas por la sociedad de su época.¡Y desde luego tenian motivos para temer!.

    Fueron valientes y sobre todo no dejaron que las cárceles de la costumbre les asignara un lugar predestinado. Su destino lo eligieron… y lo más importante:¡ asumieron las consecuencias sin aspavientos mediáticos!

    Gracias por visitarnos y participar. Seguiremos pensando…

    Besos: Juana.

  3. gaugusto dice:

    Todo canto a la mujer es merecido, ya que no solo en el siglo XI fuisteis nacesarias para superar la negligencia de los hombres, ahora seguís abriendonos los ojos desde los distintos campos a que os dedicais, marcando la vanguardia del pensamiento y la ciencia, aunque no siempre se os reconozca.
    En la actualidad se ha pasado de la negación de la mujer en el mundo laboral a la imposición en el, no permitiendo que la mujer pueda elegir el quedarse atendiendo a su familia. Hemos pasado de un extremo al contrario, y en los dos se os quita la libertad. Tal vez ahora Trotula seria el grito de la mujer que lucha por educar y hacer crecer a su familia.
    Besos: Augusto

  4. juanahernandezconesa dice:

    ¡Hola Augusto!
    Qué alegría leerte de nuevo! He visto alguna de tus fotografías. Muy buenas. Andrés, generosamente, me ha hecho visitas guiadas por vuestro espacio virtual ¡¡¡Enhorabuena!!!

    Tus reflexiones acerca del poema de Trótula son muy atinadas. Perdona mi deformación como historiadora pero la mentalidad es persistente y duradera. Otra cuestión son las ideologías: cambiantes, efimeras. Apenas dan para una vida. Opinar desde hoy es relativamente sencillo.

    No obstante con el peso de la Historia todo Canto es merecido. Ya sea hombre o mujer. Hemos de recordar que hombres de Ciencia murieron por defender sus ideas; y la vida les fue tan complicada y difícil como a las mujeres. Si bien, es obvio que, las oportunidades no eran las mismas para ellas.
    Sin duda hubo también muchos anónimos- como los campesinos- que también merecen su Canto. Y que ya lo comentamos en ” El Ángelus de Millet”

    El tema de la libertad nos daría para un ensayo. Y yo no sé tanto como para ponerme “manos a la obra”. Aunque sigue siendo un tema apasionante. Elegir es renunciar. Pero es necesario que nos permitan partir de la primera premisa. Pero… ¿ Quienes? ¿Nosotros? ¿ El momento histórico en el que nos ha tocado vivir y sus ideologías?.
    Tal vez por ahí encontremos alguna luz…no lo sé.

    Gracias por visitarnos y participar.
    Saludos: Juana.

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »