Celebro tanto tu mirada

que me falta tiempo

para despojarme de tus ojos.

Me falta tiempo

para embriagarme con tu olor

a caracolas de azules oceánicos

en una espera de lentitudes naciendo.

Celebro tanto ese misterio de querernos

que me falta tiempo

para dibujarte

en las lunas

que pasean por el cielo.

Fotografía niguez.com

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »