“Las horas de aquellos días se esfumaron entre insomnios rotos y silencios que destilaban desolación; se desvanecieron, erráticas, como dunas en un desierto sin nombre. Todo era impreciso. Ingrid permanecía inerte, con la mirada perdida, arrebujada entre voces y meciendo recuerdos. Apenas era capaz de reconstruir el rostro de aquel hombre. Se había propuesto un olvido inmisericorde. Por primera vez en su vida había tomado una decisión alejada de los sentimientos. Esas malditas e hiperbólicas emociones siempre le habían procurado sufrimiento”

Documento completo: los-ratos-libres-de-la-vida.doc

Finalista XIV Certamen Internacional de Narrativa Breve (Editorial Nuevo Ser,  Argentina, 2006)

El beso de los árboles

fotografía:niguez.com

4 Respuestas a “Los ratos libres de la vida”
  1. terevidal dice:

    Magnífica exposición de la sinrazón que ahoga cualquier sentimiento puro. !Enhorabuena!

  2. juanahernandezconesa dice:

    Los sentimientos, en general, nunca han estado de moda. ¡¡¡Los puros mucho menos!!!. Y expresarlos…??!!! es el colmo del mal gusto para muchos de nuestros coetáneos. En fin, tal vez la Edad Media y su mentalidad conviva con las nuevas tecnologías y demás artilugios; sin que nadie se sienta herido por ello…

    Sin embargo, para desquicio de científicos, sociologos y colaboradores ¡¡¡siguen- los sentimientos- siendo un enigma!!!

    ¡¡¡¡Afortunados los que siente porque ellos viven!!!!

    Gracias por tus reflexiones..

    Besos: Juana

  3. maripavi dice:

    Dicen que los sentimientos no están de moda. Pero esta escritora los hace presentes. Soledad, deseperación… esos son los sentimientos que no están de moda, pero que ella desentraña en todos sus escritos.

    Sin embargo, acercarse a ellos es una gran montaña rusa pero de sólo un sentido; hacia abajo. Acercarse a esta etapa es increíble, pero ¿y la subida? ¿Qué se experimenta en la subida? ¿Qué podemos esperar al subir?

    Quiero aprender y quiero seguir aprendiendo (contigo). ¿Qué debo aprender?.

  4. juanahernandezconesa dice:

    Paloma: ¡eres una heroina de la informática…! y creedme, sé lo que digo.

    No sé lo que puedes aprender de mí, ni conmigo. Pero si te interesa lo que pienso, lo mejor que puedes hacer es: ¡seguir siendo como eres!

    No creo que nadie deba cambiar a nadie. Somos maravillosamente diferentes y únicos. Y tú debes aprender a seguir siendo tú.

    Con respecto a los sentimientos son - tu lo defines muy bien- como una montaña rusa- lo más bonito de ellos es la sorpresa(en la subida) el vértigo que nos producen y después el cosquilleo en el alma…

    ¡¡¡Son divinos!!! Tal vez por ello los humanos los rozamos con miedo. Una látima.

    Gracias. Besos: Juana.

Deja una Respuesta

Debes estar identificado para dejar un comentario. Identifícate »