Archivo de Septiembre 2008

Tú y yo nos amamos

en el centro del deseo;

allí donde la vida cuelga su equipaje

y los nombres del amor

miran al cielo.

 

Tú y yo hacemos caminos

fuera del destino

entre peregrinos sin posada

y en idiomas de tierras

ignoradas.

 

Tú y yo por la voluntad

de los dioses y la nuestra,

amarramos nuestros cuerpos

en el rastro del alba

y quebramos las leyes de la nada.

 

Tú y yo no pedimos permisos

para recitarnos infinitos,

ni para colorear el viento,

ni para colgar aventuras

en las ventanas del tiempo.

 

Sueños desarbolados

fotografía: niguez.com

 

Comments 4 Comentarios »