Archivo de 22 Noviembre 2007

Los ojos me dolían de esperar.

Pasaste.

Jaime Gil de Biedma

A veces vuelvo el rostro hacia ti y

te veo trenzando encuentros a la luz de las

estrellas.

 

Amarrado al destino de las oscuridades marinas,

te afligen los cantos de sirena como a los poetas

la proa de un verso.

 

Y recorres de memoria la ira, la alegría y la

muerte. Todo está dicho. Esperas que sople el

viento. Me gustan tus esperas.

 

Y mis preguntas te asaltan, porque sabes que son

la inmensidad de mis espantos.

Y las cantas para que no llore.

 

A veces vuelvo el rostro hacia ti y

te veo olvidando. Me gusta como olvidas.

En silencios largos como tus besos.

 

Y me miras con palabras que no entiendo

porque son las palabras de tu tristeza.

Y tengo miedo.

 

Y me abrazas con tus sueños

alejando a los fantasmas de mis noches,

recogiendo las voces más hermosas

para llenar mis oídos de juegos.

 

Pensando eternidades

 

fotografía: niguez.com

 

Comments 6 Comentarios »