Archivo de Noviembre 2007

Atisbé tus desamparos en la lejanía de un instante

la lluvia anegó mis ojos,

la ternura se disimuló en un gesto.

Un pudor, exhausto, se reveló lúcido recitando:

“te envolvería en mi alma

si con ello pudiera evitar tus pesares

despojarte de tu vida,

como un ladrón, yo no quisiera”.

 

Afiliado a perplejidades y coincidencias

te deslizarás tras el aire suave de la tarde,

declinando en mis territorios

los huecos de afonía que concede la duda.

Te abandonarás hacia la inmensidad de tu destino,

que no confluye con mis lunas.

Convengo en descifrar la inspiración de mis lágrimas…

Y sonrío.

 

Asentada tu muralla, y

libre ya de las enfermedades de los días,

incorpóreas, sutiles, impensadas, y

expectantes: se impondrán otras horas.

Tus alardes anhelosos de novicio

buscarán las furtivas esferas de los mares,

las ofrendas bulliciosas de la risa

y la algarabía de las miradas.

 

Seré una sombra hecha de palabras

amordazada o imprudente;

en el estrépito de tus cruzadas: yo estaré.

Me inventarás

en una ausencia de ecos y rumores

que aturdirán tus oídos.

Allí donde la imagen infaliblemente permanece

hallarás lo que creías perdido: yo estaré.

 

Yo estaré,

con los ojos inundados de alegría,

seré una vibrante primavera,

sin encadenar tus sueños con grilletes,

prestando tregua a tus quebrantos

sin acudir a las exequias de tus utopías.

 

Para que una elección de topacios

se alce entre tu vida y la mía.

 

El canto de un padre

fotografía: niguez.com

 

Comments 4 Comentarios »

El deseo se refugió en nuestros ojos

invadiendo miradas de magia y sahumerio,

entonando salmos de viento,

alabando ecos de luna.

 

De los días hicimos reliquias de arena,

sin los abismos de las tinieblas,

amarrando promesas de calma sedienta.

No hubo epílogo.

 

Las brisas de horizontes azules

se saciaron de aguas oceánicas

de versos con huecos de amor

que exhalaban olores de distancia.

 

 Reliquias de arena

fotografía: niguez.com

 

 

Comments 5 Comentarios »

Los ojos me dolían de esperar.

Pasaste.

Jaime Gil de Biedma

A veces vuelvo el rostro hacia ti y

te veo trenzando encuentros a la luz de las

estrellas.

 

Amarrado al destino de las oscuridades marinas,

te afligen los cantos de sirena como a los poetas

la proa de un verso.

 

Y recorres de memoria la ira, la alegría y la

muerte. Todo está dicho. Esperas que sople el

viento. Me gustan tus esperas.

 

Y mis preguntas te asaltan, porque sabes que son

la inmensidad de mis espantos.

Y las cantas para que no llore.

 

A veces vuelvo el rostro hacia ti y

te veo olvidando. Me gusta como olvidas.

En silencios largos como tus besos.

 

Y me miras con palabras que no entiendo

porque son las palabras de tu tristeza.

Y tengo miedo.

 

Y me abrazas con tus sueños

alejando a los fantasmas de mis noches,

recogiendo las voces más hermosas

para llenar mis oídos de juegos.

 

Pensando eternidades

 

fotografía: niguez.com

 

Comments 6 Comentarios »

                       ¿El arte es un plagio

o una revolución?

 

          La revolución es una ironía

          el plagio una continuidad.

 

          La ironía es una intención

          la continuidad una culminación.

 

          La intención es ilegible

          la culminación lo creíble.

 

                    ¡El arte es el plagio de una ironía

                                 que hace de las intenciones

                                                  revoluciones!

 

Ironías de la Historia

fotografía: niguez.com

 

Comments 7 Comentarios »

si te quiero es porque sos

mi amor mi cómplice y todo

y en la calle codo a codo

somos mucho más que dos

Mario Benedetti

 

          Cuando me besas, nos visita esa luz preñada de

universo y respiramos el perfumen del cielo.

Lanzamos redes a los días

          y sueños a los vientos.

 

          Cuando me besas, la luna se asoma a su atalaya de

jaspe y canta músicas fugitivas.

Libres se rescatan nuestras soledades

          porque no somos uno.

 

          Mi amor, tú sabes que somos dos

          cuando me alcanzas con tus manos de fuego.

 

          Tu soledad se adentra en la mía

          para desenredar la vida.

 

          Y amarrando encuentros

          cabalgamos en olas de mares infinitos.

 

          Cuando me besas, anuncia la mañana su ocioso regreso

proclamando descuidos.

          Impacientes se desanudan nuestras soledades

                    porque no somos uno.

 

Complicidad

 

fotografía: níguez.com

 

Comments 5 Comentarios »

 

Y cuando en los sueños te pierdo…

¿qué puedo hacer?

¿desplegarme por la Tierra y adentrarme en los mares

dejándome arrastrar hasta el firmamento?

¿escribir versos de amor olvidados?

¿caminar con ceniza y polvo en los zapatos?

0 ¿sorprender a Dios con mis preguntas?

 

Preguntas a Dios

 

 

fotografía: niguez.com

 

Comments 6 Comentarios »

In memoriam

A todos los hombres que se adelantaron a su tiempo.

 

          Copernicano dios de las estrellas

deja que llore tu desgracia.

          De rodillas, abjurando de la Tierra

el movimiento y su fatiga.

          Cómo de tanta ceguera consolarte

cómo redimir tanta soberbia.

          Déjame acompañarte en tu infortunio

toma mis ojos

 

                         y engrendra de nuevo la luz.

 

          Copernicano dios de las estrellas

deja que llore tu desgracia.

          De rodillas, abjurando del Universo

su inmensidad, del Sol su majestad.

          Cómo acallar tanta ignorancia

cómo liberarte de las sombras.

          Deja que me una a tu calvario

toma mi rebeldía y grita con tu voz oceánica:

 

                         ¡y sin embargo, se mueve!

 

Harmonicus

fotografía: niguez.com

 

Galileo Galilei

 

Comments 6 Comentarios »

 

                                         Somos:

monosílabos de arena descendiendo,

azules atrapando los verbos del recuerdo,

la vida acariciando el pasado con esmero.

 

                                       Somos:

el horizonte silencioso que sucede

y nos despierta disparando besos,

a nuestros labios viejos.

 

Vida vivida

 

fotografía: niguez.com

 

Comments 3 Comentarios »