Archivo de 18 Octubre 2007

 

En tu ausencia

me baño en aguas de silencio

y en ese fervor suave

de la espera;

me sumerjo

en los coros de la pleamar

e invoco plegarias

por volverte a ver.

 

Estremecimientos errantes

conjuran delirios con lo crédulo,

arrecifes celestiales

enamoran el roce

de los besos que no fueron,

de los besos que no son,

y el viento solfea proclamas

por volverte a ver.

 

Me rodean tus huellas

arrancando recuerdos mudos;

dudo entre amarte

y esa inapelable voluntad por impedirlo;

se revisten las ausencias

de esperas infinitas

y de sosiegos tenues

por volverte a ver.

 

Son las esperas de la vida:

misteriosas,

como la adivinación,

gozadoras,

como los paisajes,

hirientes,

como el dolor vagabundo

de ese volverte a ver.

 

Un sabor a rocas nos envuelve

que sólo los instantes comprenden;

tatuajes clandestinos se desgarran

vehementes y ajenos,

tirita mi corazón

con el fervor suave de la espera,

y de ese abandono solícito

por volverte a ver.

 

Encuentros

fotografía: niguez.com

 

Comments 9 Comentarios »