Archivo de 16 Octubre 2007

 

Los adioses sin ciudad

          son como las melancolías:

                    que aman lo que no poseen.

 

Una ciudad sin adioses

           no tiene enamorados

                    ni tristezas, apenas tiene cielo.

 

Una ciudad sin cielo

          no tiene luces

                    ni apagones, apenas tiene azules.

 

Una ciudad sin azules

          no tiene corazón

                    ni historia, apenas es una ciudad.

 

Las ciudades sin adioses

          no tienen despedidas

                    ni reencuentros, apenas tienen lluvia.

 

Una ciudad sin lluvia

          no tiene arco iris

                    ni charcos, apenas tiene vida.

 

Una ciudad sin vida

          es un muro de silencios

                    donde nadie se mira.

 

Mirada de dos

fotografía: niguez.com

 

Comments 2 Comentarios »