Archivo de 18 Septiembre 2007

Los días son los arcanos

del movimiento.

Fabuladores, traidores,

como si acoplados

en el tiempo de un te quiero,

compusiesen tristezas

en el caminar de los quizás.

 

Los días son los sigilos

de la desnudez.

Delatores, quiméricos,

como si inventados

en los instantes de un adiós,

ofreciesen auroras

en el filo de las amarguras.

 

Los días son frágiles,

de un azul algodonado.

Despiertos, derramados,

como si aposentados

en las horas de un después

vertiesen topacios

en las sombras de Dios.

 

El trabajo del mar

 

fotografía: niguez.com

 

 

Comments 4 Comentarios »