Archivo de Agosto 2007

                                                            Echarte de menos

es la senda de mi destierro, de mi soledad; eres la musa inspiradora

de mis pentagramas de réquiem.

 

Sé que no estarás en el amanecer de mis sueños ni en la

penumbra de mis tristezas; sé que no estarás en el funeral de

mis olvidos.

 

                                                            Echarte de menos

es la lógica precisa por haberte amado.

 

                                                             Echarte de menos

porque sé que ya no estás.

Los cielos del mundo

fotografía: niguez.com

Comments No Hay Comentarios »

                                                            Se ha hundido el mar

gris de dunas las olas regresan y los abrazos del sur: impíos se someten,

como tu muerte.

                                                             Se ha hundido el mar

en una eternidad de instantes, sortilegios, nudos y escotillas,

como tu muerte.

                                                            Se ha hundido el mar

pero tú, el arrecife coralino, eres a mi olvido inexpugnable

a pesar de tu muerte.

Pretéritos

fotografía: niguez.com

Comments No Hay Comentarios »

Del vientre de la lluvia

el alba compuso su canto

en papel mojado.

 

Un canto de arco iris

que desentonamos

de charco en charco.

 

Del corazón del horizonte

los mares su himno entretejieron

con aleluyas azules.

 

Aleluyas azules

coreadas en papel mojado

cada tarde que desentonamos

con pretextos para no amarnos.

 

Almas entre cristal

fotografía: niguez.com

Comments No Hay Comentarios »

Desde el vértigo de tus horizontes

y las impaciencias de mis mares,

en los aledaños de tus miradas

y en los suburbios de mis silencios.

                                        Allí te amo.

Desde las calles sin nombre y

entre el gentío del no sé a donde,

en los letreros luminosos

en los discursos del consumo

y en las grietas del desprecio.

                                        Allí te pierdo.

Te pierdo en las esquinas

de la indiferencia,

en los monólogos de la pedantería

en los cataclismos del odio

y en las sorderas de la miseria.

                                        Sí, allí te pierdo.

Y deseo encontrarte en una tarde tibia

presagiada por el mediodía

persiguiendo voces y sueños

entre los arrabales de un te quiero.

                                        Porque allí te amo.

Los espejos del cielo

fotografía: niguez.com

Comments 4 Comentarios »

Pensarte

es tejer los días con una ortografía de puño y letra

es saber que la vida escribe acerca de mí

y me obsequia con un

punto y aparte.

 

Fábula en azul y blanco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fotografía: niguez.com

Comments No Hay Comentarios »

“Las horas de aquellos días se esfumaron entre insomnios rotos y silencios que destilaban desolación; se desvanecieron, erráticas, como dunas en un desierto sin nombre. Todo era impreciso. Ingrid permanecía inerte, con la mirada perdida, arrebujada entre voces y meciendo recuerdos. Apenas era capaz de reconstruir el rostro de aquel hombre. Se había propuesto un olvido inmisericorde. Por primera vez en su vida había tomado una decisión alejada de los sentimientos. Esas malditas e hiperbólicas emociones siempre le habían procurado sufrimiento”

Documento completo: los-ratos-libres-de-la-vida.doc

Finalista XIV Certamen Internacional de Narrativa Breve (Editorial Nuevo Ser,  Argentina, 2006)

El beso de los árboles

fotografía:niguez.com

Comments 4 Comentarios »

Sucedo a destiempo

               en un tiempo

                              caído del tiempo.

                             

                              Sucedo entre horas.

Sucedo sin precisiones

               sin aclaraciones

                              sin invocaciones.

                              Sucedo entre conjeturas.

Sucedo disertando

               acerca de los posibles

                              de los imposibles

                                        de los invisibles.

                              Sucedo entre abreviaturas.

               Sucedo aman

                                   do

                                   abrazan

                                   do

                                   besan

                                   do

                                   acarian

                                   do

                              La vida, sin embargo,

               la vivo como todos:

                                       en los idearios

                                       en los abecedarios y

                    en los calendarios.

Poseidón en guerra

fotografía: Juana Hernández Conesa

Comments No Hay Comentarios »

Me quisiste dentro de los crucigramas

buscando letras que procrearan palabras.

 

Me quisiste en el absurdo del verbo

allí donde el tiempo pierde su aventura,

donde deja el corazón de ser latido

y se convierte en un espacio organizado.

 

Me quisiste en líneas verticales

en cuadrículas mojadas en papeles.

 

Me quisiste buscando errores

allí donde todo se hace por un sueño,

donde deja el arpa su armonía

para distraerse al compás de los temores.

 

Me quisiste entre un tiempo que pasaba

y una quimera distraída que llegaba.

 

Realidades imprecisas

fotografía: niguez.com

Comments 2 Comentarios »

Hemos creado

siluetas de amantes

besos de nácar, caricias de sal.

 

Hemos creado

el recuerdo para olvidarnos

y la nostalgia para llorar.

 

Hemos creado

el imposible, para engañar al invierno

y la razón para pensar la tristeza.

Amarradas entre azules

fotografía: niguez.com

Comments 6 Comentarios »

En esta novela se desvela la verdadera personalidad de René Descartes: su notable y refinado sentido del humor, su inteligente sarcasmo, así como su interés por la ilustración de la mujer. Hombre aventajado de su tiempo que no declinó ser hijo de su época.

“… Es la hora en que los hombres se enfrentan a los genios, es la oportunidad de la indulgencia, de la adhesión, ese instante casi beatífico del que la humanidad se desprende en cada ángelus, para conciliarse con los sueños en la paz de sus amañadas conciencias… “

“Los tres sueños de la razón” pp. 159.

La arquitectura de los siglos

fotografía: niguez.com

Comments 20 Comentarios »